EU modificará prueba de detección del coronavirus para acelerar diagnóstico

  • Funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Drogas y Alimentos determinaron que, con ello, no se demorarán en saber si alguien porta el virus COVID-19.

BLOOMBERG /ROBERT LANGRETH Y MICHELLE CORTEZ/EE.UU.AA

Autoridades de salud de Estados Unidos permitirán que los laboratorios de salud estatales y locales modifiquen una prueba de detección del coronavirus que se ha visto afectada por semanas de demoras debido a resultados no concluyentes, dijo el titular del grupo comercial de laboratorios de pruebas de salud pública.

Los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) celebraron una conferencia telefónica el miércoles en la que autorizaron que los laboratorios estatales y locales eliminen un problemático paso en las pruebas que impidió que fueran utilizadas, indicó Scott Becker, director ejecutivo de la Asociación de Laboratorios de Salud Pública.

El grupo de Becker representa a laboratorios de pruebas estatales y locales.

El cambio debería acelerar las pruebas y permitir que los laboratorios estatales y locales comiencen a usar cientos de kits de prueba que se enviaron a principios de este mes, en lugar de tener que esperar a que las autoridades sanitarias federales envíen una nueva versión mejorada de la prueba.

“La próxima semana vamos a tener muchas más pruebas”, señaló Becker en una entrevista telefónica. “Va a aumentar la capacidad en todo el país”.

CDC no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los funcionarios de los CDC han tenido dificultades para implementar una prueba para el coronavirus en los departamentos de salud locales y estatales desde que anunciaron, el 5 de febrero, el plan para ampliar las pruebas.

Hasta ahora, alrededor de 40 laboratorios de salud pública pueden analizar el virus, indicó este jueves el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en Washington. Cuando se anunció, el plan era equipar a 200 laboratorios estadounidenses con las pruebas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *