Sigue investigación por la muerte del comandante Píter en Ayutla

  • Los 4 implicados en el asesinato de Piter continúan detenidos por el SSJC

SONIA Y. ABARCA.
AYUTLA, GRO.

Las 4 personas implicadas en la emboscada y asesinato del comandante Pedro Hernández Giles, continúan en manos de policías del SSJC de Ayutla, ya que las autoridades aún no los han requerido.

Cabe recordar que la mañana del jueves 17 de mayo del 2019 fueron presentadas estas 4 personas detenidas en la comunidad de Chacalinitla, quienes están implicadas en la emboscada de los policías ciudadanos del SSJC en la colonia Luis Donaldo Colosio en donde mataron al comandante Pedro Hernández Giles alias “Piter”.

De acuerdo a la información que proporcionaron los policías ciudadanos del SSJC, en la comunidad de Chacalinitla habían reportado que había personas armadas pero no podían entrar porque esa comunidad pertenece a la CRAC-PC, sin embargo, el  domingo 12 y lunes 13 de mayo se organizaron varios grupos de policías del SSJC para entrar a la comunidad, aunque trataron de impedírselo mujeres de dicha comunidad.

Después de realizar varios cateos se logró encontrar en dos casas dos escopetas de calibre 16 y 20, fornituras, pantalones y varias camisas del color del uniforme de los soldados, una camisola de IPAE Guerrero de color negro, dos navajas y semilla de amapola, al parecer en estos lugares estuvieron refugiados aproximadamente 12 personas, de las que según los detenidos sólo los conocían por apodos.

Lo anterior se dio a conocer en un interrogatorio de dos de los detenidos, que fue presenciado por los comisarios y ciudadanía en general, excepto el comisario de  Chacalinitla, quien en todo momento se negó a dar la cara, aún cuando se le citó para que estuviera en la presentación de los detenidos.

Los detenidos por el asesinato del comandante Pedro Hernández Giles son: Luciano García Patricio, alias El Chamo, de 23 años, originario de Chacalinitla, quién se dedica al campo. Él señaló que en diciembre del 2018 llegaron unas 12 personas a vivir a la comunidad, quienes siempre andaban armadas con cuernos de chivo, entre ellos El Costeño, quien es su cuñado.

Otro detenido es Luciano García Bedolla, de 58 años, originario de Chacalinitla, papá de Luciano García Patricio, quien es originario de Chacalinitla y auxiliar de salud del hospital general, quien señaló que con ellos vivió el Costeño, su yerno, quien hace 4 años ya había vivido ahí, de hecho, dijo que el comisario les dio permiso de vivir en la comunidad, porque no trabajaban pero cooperaban con el pueblo. Dijo no saber su nombre real, además agregó que en la casa de su otro hijo, Domingo García Patricia, vivió El Chaparro.

El tercer detenido es Flavio Ángel Bedolla, de 29 años, originario de Chacalinitla, quien señaló que en diciembre del 2018 llegaron a vivir 12 personas, 9 se quedaron en la Casa de Leonides Ángel Meneses y un día le dijeron que querían venir a Ayutla a hacer una limpia porque había muchos robos y extorsiones, siendo el Chaparro quien le comentó eso, pero él sólo los acompaño hasta el crucero de Chacalinitla y Ayutla y fue el Cholo quien mató al comandante Piter (Pedro Hernández Giles) ya que le enseñó su celular, el radio y un cuaderno, pero esas personas tienen un mes que se fueron de la comunidad.

El último detenido es Alejandrino Morales Reyes, de 16 años, originario de Xochitepec, comunidad de Quechultenango, quien acude a Chacalinitla a comprar postura para sus animales, además de ser cuñado de Luciano García Patricio, quien le señaló que en la comunidad había gente mala como El Gringo, Costeño, el Chapa, el Gato, el Chaparro, el Cholo y el Chancla. Los conocía porque vivían en casa de su cuñado, señalando que él bajó junto con otras 6 personas a matar a Piter, porque lo amenazaron que si no iba lo iban a matar a él. Dijo que también participaron Flavio Ángel Bedolla, El Gringo, el Costeño, el Gari, el Chaparro y el Chapa, y fue el Costeño quien citó a Piter para decirle que lo dejara trabajar esta plaza, pero como Piter no quiso el Costeño nos dijo que le dispararon a la camioneta. “Yo le disparé con un cuerno de chivo y de ahí fue el Chaparro quien le disparó a Piter para matarlo, y él mismo fue el que hizo y dejó la cartulina”.

Ante estas declaraciones, desde el mes de mayo los 4 detenidos permanecieron en la comandancia de la policía ciudadana del SSJC, ubicada en la colonia San Felipe, pero debido a las amenazas de los delincuentes en contra de los policías, fueron cambiados a Cruz Grande y a otros municipios.

Los policías ciudadanos del SSJC señalan que las autoridades no han iniciado la carpeta de investigación contra estas personas, aun cuando están las pruebas y objetos que fueron asegurados en la comunidad de Chacalinitla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *