Del pleito carretero a combatir inseguridad: recuerdan orígenes de la UPOEG

  • Celebran séptimo aniversario de esta organización en el municipio de Marquelia
  • En su participación, el presidente de San Luis Acatlán, Agustín Ricardo Morales, reconoció el trabajo que ha desarrollado durante 7 años la UPOEG
  • “En siete años de lucha hay compañeros muertos y 12 compañeros presos”, destacó Bruno Plácido Valerio, líder de la UPOEG 

PATRICIA GARCÍA DAMASO
MARQUELIA, GRO.

En el municipio de Marquelia, promotores, comandantes, coordinadores, y policías de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) celebraron su séptimo aniversario, que inició el sábado 4 de enero y terminó este domingo 5.

Al inicio de la celebración, que se desarrolló al interior del restaurante El Discover, el líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, recordó cómo inició dicha organización:

“Cuando esta organización se fundó estábamos iniciando con el pleito de las carreteras pavimentadas e íbamos a México y a Chilpancingo. Decían que la gente de la Montaña no requería carreteras, sólo el Triángulo del Sol (Acapulco, Zihuatanejo y Taxco) podía acceder a este derecho; en la Montaña no porque no generaba ingresos, y fue así que nos empezamos a organizar.

Empezamos a hablar de los ejes carreteros y fue que nos unimos con Tuxtepec de Pueblo Hidalgo, de ahí participó Pascala del Oro con la carretera Pascala-Ayutla, se habló de la carretera Tlapa-Marquelia, se habló de la carretera de Ayutla a la zona de Quechultenango, y ahí empezamos hablar de la carretera Ayutla a San Marcos”.

Después inició el tema de la seguridad, apuntó el líder de la UPOEG. “Cuando llevábamos el tema de la carretera y de la luz, también planteamos el tema de la inseguridad, yo recuerdo muy bien que le decía al coronel en una reunión que tuvimos en Acapulco, donde pedíamos que se hiciera una tarifa de luz, y que ya habíamos negociado 35 millones de pesos para pagar la deuda, más lo que iba aportar el estado, se hacían 100 millones de pesos que logró esta organización para pagar la deuda histórica que le llamaban de Costa Chica y en la Montaña”.  

_¿Cuándo inicio el movimiento social?

_Un 4 de enero de 2013 iniciamos a organizar, y el 5 ya se hizo todo un movimiento social, donde hombres y mujeres se taparon la cara por temor a la delincuencia, y ahí fue que empezamos en Ayutla este manifiesto.

_¿Por qué se dio en Ayutla?

_Porque fue la zona donde más trabajamos la asamblea, y donde se consolidó; de ahí se fue a Tecoanapa, a San Marcos, dio la vuelta a Florencio Villareal y a Cuautepec; el último en sumarse fue Marquelia, si ustedes recuerdan con don Tomás fueron las sesiones de la UPOEG”.

Bruno Plácido Valerio también aseguró que Costa Chica es una zona con bajo índice de inseguridad. “Con todos los defectos que se hablen de nosotros, que si estamos fuera de la Ley, que si abusamos, pero el índice de delitos está bajísimo a comparación de Costa Grande, de la Sierra y de otros lugares”.

Quien también tomó la palabra fue el comandante regional, Ernesto Gallardo Grande, mismo que propuso que durante las mesas de trabajo se analizara el tema de seguridad. “Exhortarlos a que vayamos viendo primero que nada si ya tenemos seguridad, ahora tenemos que ver el desarrollo, tenemos que ver cómo vamos a pulir la seguridad que ya tenemos, ¿Cómo le vamos a hacer para que no caigamos en el abuso del poder? ¿Cómo formar, si en las comunidades tienen su reglamento interno, por qué no tener un reglamento general de todo el Sistema? Debatir en nuestra mesa de trabajo que nuestra organización la reconozcan como el cuarto poder de gobierno, quizás un gobierno del pueblo. Si en Ayutla se logró gracias al movimiento, y gracias a los compañeros, tenemos que luchar porque nuestro sistema sea reconocido”.

Mesas de trabajo

Durante el sábado se realizaron cinco mesas de trabajo. Los temas que se analizaron en esas mesas fueron: Proyecto comunitario y desarrollo integral; Reglamento interno y evaluación del sistema de seguridad y justicia ciudadana; Derecho a la consulta y energía eléctrica; Desarrollo económico e infraestructura, y Educación, salud, y desarrollo social.

Marcha

Alrededor de 300 policías del Sistema de Seguridad y Justicia (SSJC) de la UPEG, marcharon este domingo con motivo de su séptimo aniversario sobre la carretera federal Acapulco-Pinotepa. Partieron del crucero de El Polvorín, llegaron al zócalo de la cabecera municipal de Marquelia y regresaron al restaurante Discover.

Durante el segundo día de celebración estuvo el alcalde de San Luis Acatlán, Agustín Ricardo Morales; Bruno Plácido Valerio, promotor de la UPOEG; Crisóforo García Rodríguez, promotor regional de la UPOEG; Sócrates Vicente Rodríguez, comisario de La Ceniza; Octavio Maganda Gallardo, promotor municipal de Florencio Villareal; Joel Herrera López, iniciador de la UPOEG en Marquelia.

En su participación, el presidente municipal de San Luis Acatlán reconoció el trabajo que ha desarrollado a 7 años la UPOEG: “Debo reconocer la gran labor de la organización y su gran función en el sentido social que tienen los hombres y mujeres que participan en la policía ciudadana, no sería justo, no mencionar lo que hay detrás de cada uno de ustedes, el decir a sus familias, el dejar sus actividades de campo, lo que implica la familia, poner dedicación, esfuerzo y entrega para la seguridad de las comunidades y pueblos, por estos 7 años de lucha, a todos los que creemos que la sociedad organizada, es la mejor forma de desarrollo para la sociedad y es la ruta que hay que seguir”.

Bruno Placido Valerio puntualizó en su mensaje que el trabajo que ha hecho la UPEOG ha sido en equipo: “Quiero agradecerles a todos ustedes porque hoy están aquí, ya que es un sacrificio de ustedes de su tiempo y su dinero, cuando la sociedad no participa, no hay cambios, porque la sociedad está en el engaño y vive de la esperanza, no hay un cambio, si no se involucra la sociedad, porque hay gente que sigue con la esperanza de que quizás este gobierno sí, y que quizás este color sí, y tardó mucho tiempo estar peleando, satanizando los colores”.

Continuó: “Las confrontaciones son un obstáculo para el desarrollo para una comunidad, para un municipio o para un estado, eso es lo que se vive, llega el que abusa o el delincuente y los tiene sometidos, la delincuencia no es hijo de satanás, es hijo de cada uno de nosotros, hay varios tipos de delincuentes, como el que no pudo estudiar agarra un arma y lo movilizan en la delincuencia, en su concepto somos todos culpables porque nos desconformamos, nos dividimos y al estar divididos se aprovecha el delincuente y siguen con la esperanza de que quizás esta policía nos va a salvar y sigue habiendo muertos, y en los pueblos se va a seguir dando si no contribuimos cada uno de nosotros, por eso es que la UPOEG planea un cambio de actitud en cada uno de nosotros, independientemente de cada uno de los colores que tengamos”.

Hizo hincapié en la importancia de las asambleas. “Por eso es importante que esta organización, hemos estado proponiendo que se hagan asambleas en cada una de las comunidades, por eso en siete años no ha sido fácil, tenemos compañeros muertos en esta lucha, tenemos actualmente 12 compañeros presos y que son procesos que se quieren de valoración pero también a siete años hay otros que siguen con la apatía de esta organización, siguen haciéndose como que no entienden para que siga habiendo problemas pero si se benefician de la seguridad”.

Finalmente, anunció que para este año nuevo 2020, “la UPOEG va a empezar a organizar, fortalecer la asamblea comunitaria y aquel municipio que tiene derecho para un régimen de gobierno, para que los ciudadanos empiecen a decidir este camino, porque este proyecto no sólo es policía comunitaria, es fortalecer la comunidad, romper con la apatía, pero la solución está en mano de todos nosotros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *